Que salte la banca.

Hay sentimientos y pasiones que van más allá de la razón, hay veces que el corazón nos dicta un decreto que ordena un amor sin límites y no podemos hacer nada contra eso. Estos chicos lograron eso, lograron despertar un alborozo colosal que hace temblar el alma del más fuerte, que convierte en carnaval el día más triste y que despierta las emociones más increíbles en su gente.

Salta la Banca hace mucho más que música porque música en su sentido más estricto hace cualquiera. Ellos son un mensaje viviente, ellos son el reflejo de la lucha, la pasión y la alegría personificado, ellos llegan al escenario para revivir a los muertos de esta sociedad, para levantar ese espíritu que nos dice que la vida es libertad y locura, que la vida la hacemos nosotros. Solo alcanza con saber que van a tocar para que mi cuerpo despierte una revolución total y me lleve a la locura más enferma que alguien se pueda imaginar.

Hoy estoy orgulloso de verlos, estoy orgulloso de seguirlos, de decir sin ningún pelo en la lengua que ellos son mi guía en la vida, los que expresan mis luchas, mis emociones y mis pasiones en una canción, y que siempre están para sostenerme. Hoy estoy orgulloso de despertarme y decir “Infinitas son las gracias Salti de mi vida.”.

Hay cosas que el destino nos cruza en el camino y que nos dejan una marca imborrable, yo no dudo que ellos son una de estas, que dejó su marca en mi cabeza y mi corazón, que me formo como persona, que me enseño a vivir la vida con convicciones y fortaleza, porque en la lucha se refleja el alma y porque cuando esté todo perdido, va a tocar Salti para hacerme pelearla una vez más.

Son gente increíble, y me presentaron gente increíble; con Salti conocí personas con un corazón enorme que agradezco que la vida me haya cruzado, conocí gente que espero nunca perder, y gente con la que todavía no hablo mucho pero me encantaría seguir conociendo, el público de Salti es parte de su fiesta y es parte de su espíritu. Somos uno porque hacemos de esta fiesta un lugar para todos, porque somos una familia de hermanos que se encuentran bajo ese escenario, porque la gente de Salti tiene la cabeza abierta y el corazón grande, porque todos vivimos igual esta locura.

No hay letras, palabras, ni oraciones con los que pueda explicar lo que son para mí, en mis venas está su música, realmente son una parte mía, son parte de mi cuerpo, es algo que ya no me puede faltar en ningún momento de mi vida. Me encantaría encontrar palabras para agradecer todo esto, me encantaría poder decirles cara a cara de alguna manera lo que son para mí, pero cuando el amor es tan grande no hay forma de demostrarlo.  Gracias a Salti por ser mi vida, gracias a los Enfermos por hacer que Salta la Banca sea uno arriba y abajo, gracias a toda la gente del Staff por romperse el alma para que nosotros podamos disfrutar de todo esto, gracias a al público de Salti por enseñarme que hay mucha gente en el mundo que vale la pena (Una mención especial a las SPP que cada vez que conozco una, resulta siendo una persona increible, GRACIAS) . Solamente eso, ¡GRACIAS POR TODO! Nos vemos bahía.

About these ads


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.